EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO DE BRAQUIOPLASTIA

La braquioplastia se trata de una intervención para corregir la flacidez de la zona posterior e inferior de los brazos mediante una técnica encaminada a reducir el excedente de piel y grasa, en la que se coloca la cicatriz resultante en el surco interno de los brazos.

Los miembros superiores representan una unidad estético- funcional muy importante en la definición del contorno corporal. Con la popularización de la cirugía de remodelación del contorno corporal tras grandes pérdidas de peso, también se ha producido un incremento en la práctica de braquioplastias. En el contexto de la moda actual, principalmente en los países cálidos, la gente quiere vestirse con ropas escotadas y que dejen a la vista el contorno de sus brazos. Por lo tanto, las inevitables cirugías causadas por estas cirugías bariátricas quedan en un segundo plano frente a la posibilidad de obtener unos brazos con un contorno acorde a los patrones de belleza vigentes.

Las técnicas de braquioplastia han evolucionado para tratar no solo los brazos, sino para intentar corregir a la vez la deformidad de las axilas y por extensión, de la región lateral del tórax. En este contexto, el nuevo contorno logrado debe ser más estético, las cicatrices deben ser lo menos visibles posible y la complicaciones, mínimas.

CUÁNDO SE RECOMIENDA UNA BRAQUIOPLASTIA

Las deformidades de los miembros superiores van ligadas al proceso de envejecimiento y a la amplia gama de cambios corporales que acompañan a las pérdidas masivas de peso corporal. Entre las alteraciones que sufren los brazos destaca la del acúmulo de grasa, que suele ir acompañada de descolgamiento de los tejidos de la zona. Hay que valorar de forma individual en cada paciente el tipo de alteración que presenta para poder plantear la técnica quirúrgica más adecuada a cada deformidad.

CÓMO ES LA CIRUGÍA DE BRAQUIOPLASTIA Y SU POSTOPERATORIO.

En la consulta inicial evaluaremos su estado de salud y le explicaremos las técnicas quirúrgicas mas apropiadas para su caso particular, basadas en la firmeza de su piel y las condiciones de su cuerpo. Para ello realizamos un examen físico minucioso de los pacientes y se discuten todas las etapas de la cirugía a realizar, así como las posibles complicaciones y los cuidados postoperatorios necesarios.

Es importante que nos explique cuales son sus expectativas. Seremos igualmente francos con usted indicándole las alternativas y las ventajas, riesgos y limitaciones de los tratamientos posibles. Del mismo modo conteste las preguntas que le hagamos acerca de sus hábitos como fumar, o de la ingesta de medicación, vitaminas, y otras drogas.

Le explicaremos el tipo de anestesia que utilizamos habitualmente en la técnica de braquioplastia, el hospital donde realizamos la intervención, y los costes de la misma.

Le daremos instrucciones sobre cómo preparar la cirugía, el tiempo de ayuno previo a la misma, y la medicación que debe evitar, así como las pautas de administración de los antibióticos y otros medicamentos que son importantes para que todo vaya bien.

Durante el día de la operación es preciso que le acompañe un adulto responsable. Y del mismo modo que alguien le ayude en su vida habitual durante los primeros días, hasta que se recupere y pueda desenvolverse por sí mismo.

La intervención se realiza en una clínica u hospital. Generalmente con ingreso en el hospital durante un día o dos para que su recuperación sea más cómoda.

La braquioplastia la realizamos bajo anestesia general, de forma que no sienta molestias durante la intervención. No olvide que para nosotros es fundamental que su resultado sea óptimo, por lo que elegimos la técnica anestésica que nos permite trabajar mejor y con más seguridad.

El marcaje prequirúrgico se hace con la paciente de pie y con los brazos extendidos en ángulo de 90º. El objetivo final de es que la cicatriz final quede colocada en el surco braquial interno; para ello, determinamos la cantidad de piel y grasa que debemos resecar. A veces es necesario extender la incisión a las regiones axilar y/o de la cara anterior de codo.

La liposucción, como cirugía complementaria, se suele hacer en la región posterior de los brazos, mejorando así el contorno del brazo. Es importante resaltar que en estos casos, hay que tener en cuenta la posibilidad de que se produzca un edema acentuado debido a la liposucción, por lo que se limita la cantidad de tejido a resecar por la posibilidad de dehiscencias.

A veces se asocian a otras cirugía en la misma intervención, como: mamoplastia, abdominoplastia, o a liposucción de abdomen o del tórax.

El vendaje postoperatorio se realiza con gasas sobre la herida quirúrgica. Las pacientes permanecen hospitalizadas durante 24 horas y se les recomienda permanecer el mayor tiempo posible con los brazos un poco separados, apoyados sobre una almohada y abriendo y cerrando las manos para favorecer la circulación.

Recomendamos también que no levanten pesos y que no sobreeleven los brazos por encima de la cintura escapular. Los puntos de sutura irreabsorbibles se retiran entre los 7 y 10 días de postoperatorio y empleamos cintas postoperatorias durante 4 semanas. Deberán llevar prenda de presoterapia adaptada también durante 4-8 semanas.

QUÉ RESULTADOS OFRECE UNA BRAQUIOPLASTIA

La braquioplastia es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado.

En brazos que todavía presentan mucho exceso de grasa, y precisan de la combinación de liposucción y dermolipectomía, el edema producido por la liposucción puede provocar compresión nerviosa y vascular, así como dehiscencia de la herida por tensión, por lo que la resección debe ser más cautelosa. Para el éxito total de la intevención y para que se produzcan las mínimas molestias posibles en el postoperatorio, la experiencia quirúrgica del cirujano es fundamental.

Las pacientes quedan satisfechas con el contorno obtenido en sus brazos. Las cicatrices quedan bien posicionadas en el surco braquial interno. La simplicidad del procedimiento y los resultados satisfactorios, con escasas complicaciones y buena posición de las cicatrices, hacen que el abordaje que practicamos sea una buena opción quirúrgica para el tratamiento de las deformidades de los miembros superiores.

Si está pensando en remodelar el contorno de sus brazos mediante una braquioplastia, en nuestra clínica encontrará profesionales altamente experimentados que pueden asesorarle para que el tratamiento sea un éxito.


Llámanos
96 424 04 87


Contáctanos
Nombre
E-mail
Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad











XXX

Tratamientos estéticos

Experiencia en técnicas médico-estéticas con y sin cirugía.

XXX

Cirugía reductora

El mejor consejo médico para lograr la silueta deseada.

XXX

Reparación de signos de la edad

Aplicamos técnicas avanzadas para recuperar rasgos juveniles con total naturalidad.



XXX

Aumento de pecho

Prótesis de la mejor calidad y la confianza de un equipo altamente experimentado.

XXX

Cirugía de zonas íntimas

Recupere la confianza que los ciclos vitales le han hecho perder.

XXX

Corrección de rasgos

La garantía de la experiencia al servicio de cirugías de nariz, orejas o mentón.