HILOS TENSORES EN MEDICINA ESTÉTICA

Se trata de una técnica no invasiva, segura, indolora y con resultados inmediatos, cuyo principal fin es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis con una aguja guía.

La principal ventaja reside en que no es necesaria la hospitalización del paciente ni el uso de anestesia general (normalmente se suele aplicar anestesia local en pomada), y además no requiere de un largo reposo tras su aplicación. Es necesario dejar claro que este tratamiento no es una alternativa al lifting quirúrgico tradicional, sino que se utiliza con intención de retrasar el paso por quirófano o complementar sus efectos.

En nuestro caso solemos utilizar hilos de la marca Shilouette, que tiene una amplia gama de productos y permite elegir con facilidad los adecuados.

Después de la aplicación no suelen ser comunes efectos secundarios, pero en caso de presentarse alguno, no va mas allá de un pequeño hematoma o una ligera inflamación, y además el paciente puede retomar su actividad cotidiana una vez finalizada la sesión, sin tener que seguir postoperatorio alguno.

Los cuidados posteriores al tratamiento están enfocados principalmente a reducir la inflamación y evitar la posible aparición de pequeños hematomas.

Contraindicaciones de los hilos tensores

Aunque tienen pocas contraindicaciones, no se deben aplicar en pacientes que se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

• Enfermedades neoplásicas, autoinmunes, afecciones vasculares o diabetes.

• Está contraindicado en el caso de mujeres que estén en periodo de gestación o lactancia.

• No se recomienda a pacientes con infecciones activas en la zona donde va a aplicarse el tratamiento, lo ideal sería posponerlo hasta que la infección haya desaparecido.

Resultados de la aplicación de hilos tensores

Los efectos de los hilos tensores son instantáneos y se consigue reafirmar y fortalecer la piel de la zona tratada, otorgándole un aspecto muy natural y saludable. El resultado definitivo se obtiene cuando se forma el colágeno, entre 1 y 2 meses después de la aplicación del tratamiento.

El rejuvenecimiento suele durar, dependiendo de la tipología del paciente, hasta 18 meses, pero una de las ventajas de esta técnica es que pueden volverse a aplicar hilos para llevar a cabo retoques que logren mantener los efectos.


Llámanos
96 424 04 87


Contáctanos
Nombre
E-mail
Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad











XXX

Tratamientos estéticos

Experiencia en técnicas médico-estéticas con y sin cirugía.

XXX

Cirugía reductora

El mejor consejo médico para lograr la silueta deseada.

XXX

Reparación de signos de la edad

Aplicamos técnicas avanzadas para recuperar rasgos juveniles con total naturalidad.



XXX

Aumento de pecho

Prótesis de la mejor calidad y la confianza de un equipo altamente experimentado.

XXX

Cirugía de zonas íntimas

Recupere la confianza que los ciclos vitales le han hecho perder.

XXX

Corrección de rasgos

La garantía de la experiencia al servicio de cirugías de nariz, orejas o mentón.