LIFTING O ESTIRAMIENTO FACIAL

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria se notan en nuestro rostro: las mejillas caen, aparecen alrededor del cuello grasa y arrugas, se forman surcos profundos entre la nariz y la boca.

Un lifting cervicofacial no puede detener este proceso pero puede hacer reducirlo mejorando los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello.

Suelen someterse a un lifting mujeres u hombres cuya cara y cuello comienzan a ceder. Hay pacientes a los que eso les empieza a suceder hacia los 40 años, pero un lifting puede tener éxito incluso en personas de edad muy avanzada. Eso sí, se deben tener expectativas reales. Es vital que se entienda que los procedimientos quirúrgicos también tienen limitaciones y aunque el paciente desee un estiramiento del 100%, si el doctor considera que lo más saludable es hacerla solo de un 50%, el paciente debe comprenderlo y asumirlo.

En la primera consulta evaluaremos su cara, incluyendo la piel y las estructuras óseas subyacentes y se discutirán las posibilidades quirúrgicas. Comprobaremos el estado de su salud incluyendo aquellos problemas que puedan complicar la cirugía, como la tensión arterial alta, los problemas de coagulación o de cicatrización. Es importante que nos diga si fuma o toma alguna medicación, especialmente que altere su coagulación. Le explicaremos las técnicas y el tipo de anestesia que se emplearán, dónde se realizará la cirugía, los riesgos y el coste de la intervención. Le proporcionaremos instrucciones específicas acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre toma de alimentos y líquidos, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas y lavado de la cara.

Es importante dejar de fumar al menos una o dos semanas antes de la cirugía. Si lleva el pelo corto, puede querer dejárselo crecer antes de la cirugía para disimular mejor las cicatrices mientras éstas curan. Un cumplimiento cuidadoso hará que la cirugía sea realizada en mejores condiciones.

El lifting se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, se permanece en la clínica la noche tras la cirugía, dándose el alta al día siguiente. Puede realizarse bajo anestesia local más sedación, o lo que es más frecuente, con anestesia general, dependiendo de la complejidad de la cirugía y de las preferencias del cirujano.

Un lifting cervicofacial suele durar varias horas, incluso más cuando se asocia a otras intervenciones. La colocación exacta de las incisiones y los pasos de la cirugía varía mucho según las estructuras de su cara y la técnica empleada. El cirujano buscará la forma de hacer incisiones que en el momento de cicatrizar sean imperceptibles, discretas y que a la vez ofrezcan los resultados que el paciente necesita. Las incisiones se suelen disimular con el pelo o en los pliegues naturales: se extienden por una línea natural que pasa justo delante de las orejas y continúa detrás del lóbulo de las orejas hacia la parte posterior del cuero cabelludo. Si es preciso trabajar sobre el cuello, se puede hacer una pequeña incisión detrás de la barbilla.

En la realización de un lifting se separa la piel de la grasa y los músculos subyacentes. La grasa puede ser extirpada o liposuccionada alrededor de cuello y barbilla para mejorar el contorno de la cara. Se tensan los músculos subyacentes y por último la piel, extirpándose la que sobra. Tras la cirugía se puede colocar durante unos días un drenaje para eliminar cualquier líquido que se pudiese acumular. También se suele colocar un vendaje ligero.

La mayoría de los pacientes que se someten a un lifting se encuentran bien en unos días, pero se debe descansar durante la primera semana. Hay que ser especialmente cuidadoso tras la cirugía con la cara y el pelo, ya que estarán más sensibles durante un tiempo. Es normal que existan ciertas zonas de la piel adormecidas: esta sensación desaparece en unas semanas o meses. Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía, para disminuir la inflamación. Si se le han colocado drenajes, éstos se retiraran en un par de días tras el lifting; los vendajes se retiran entre el primer y el quinto día.

La mayoría de los puntos de sutura se retiran después de cinco días; los puntos o grapas del pelo se retiran más tarde. Pueden persistir algunos hematomas durante 2 o 3 semanas. La mayoría de los pacientes vuelven a trabajar entre los 10 días y las 2 semanas después de la cirugía. Si es preciso, puede aplicarse maquillaje para disimular los hematomas.

Las cicatrices del lifting quedarán disimuladas tras el pelo y en los pliegues naturales de la cara, y en cualquier caso irán disminuyendo con el tiempo. Un lifting no detiene el paso del tiempo. Sin embargo, los resultados son duraderos, tras varios años seguirá pareciendo más joven.

¿HA OÍDO HABLAR DEL LIFTING SIN CIRUGÍA?

El lifting sin cirugía es un conjunto de técnicas sin cirugía, de modo que no es necesario pasar por un quirófano, y que aplicadas de una forma equilibrada sobre el rostro de un paciente, consiguen una mejora natural y estable en el tiempo del proceso de envejecimiento facial.

No existe una técnica en concreto que pueda definir este concepto. Se pueden citar, como técnicas propias de los especialistas médicos:

  1. Diferentes tipos de hilos tensores.
  2. Técnicas de masaje asistido con aparatología como la Radiofrecuencia Facial.
  3. Botox.
  4. Los rellenos de hialurónico u otros implantes.
  5. Peeling químico.
  6. Tratamiento con Plasma rico en Plaquetas.

Existen todo tipo de términos para definir el atractivo nombre de lifting sin cirugía. Podemos enumerar las técnicas que se combinan para un tratamiento completo:

  • Tratamiento de Plasma rico en Plaquetas para mejorar la luz y tersura de la piel.
  • Rellenos de Ácido Hialurónico y tratamiento de toxina botulínica (botox) para recuperar volúmenes y formas más armónicas y jóvenes.

Es evidente que no se realizará el mismo tratamiento para una persona de 30 años que para una paciente de 60. Una persona más joven quiere resaltar formas, como labios o pómulos, y una más mayor quiere hacer desaparecer arrugas.

Es natural que los resultados finales no puedan compararse con los de un lifting quirúrgico verdadero. Sin embargo, el lifting sin cirugía es una técnica menos invasiva que consigue resultados muy positivos ante determinados casos en que se busca una mejora del aspecto físico del rostro.

Ante todo envejecimiento hay que trabajar tres aspectos (volumen, elevación y arrugas) que no están aislados sino que configuran la base facial de cada persona. De modo que si no se aplican técnicas en conjunto, siempre se obtendrá un resultado escaso. Los rellenos faciales, tanto los que se hacen con el propio tejido del paciente, habitualmente la grasa, o los que se hacen con rellenos externos, constituyen la base para el aporte del volumen perdido. Aplicados a diferente niveles y con productos de distinta densidad se puede devolver a un rostro el aspecto más juvenil que tenía antes. La aplicación de toxina botulínica consigue elevar tejidos y conseguir una mejoría muy importante. Y las alteraciones de las arrugas finas o las manchas se pueden eliminar mediante peeling, láser específicos para manchas o para mejorar la calidad de la piel externa, o el PRP (Plasma rico en plaquetas).

Si está pensando en corregir los signos de la edad consúltenos sobre los tratamientos de lifting, con o sin cirugía. La Clínica de Cirugía Plástica y Estética del Doctor Aracil tiene más de 30 años de experiencia en tratamientos médico-estéticos y puede ofrecerle el mejor consejo profesional.


Llámanos
96 424 04 87


Contáctanos
Nombre
E-mail
Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad











XXX

Tratamientos estéticos

Experiencia en técnicas médico-estéticas con y sin cirugía.

XXX

Cirugía reductora

El mejor consejo médico para lograr la silueta deseada.

XXX

Reparación de signos de la edad

Aplicamos técnicas avanzadas para recuperar rasgos juveniles con total naturalidad.



XXX

Aumento de pecho

Prótesis de la mejor calidad y la confianza de un equipo altamente experimentado.

XXX

Cirugía de zonas íntimas

Recupere la confianza que los ciclos vitales le han hecho perder.

XXX

Corrección de rasgos

La garantía de la experiencia al servicio de cirugías de nariz, orejas o mentón.