EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO DE AUMENTO DE PECHO

El aumento mamario o de pecho, técnicamente conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico para mejorar el tamaño y la forma del pecho de la mujer. Es posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas mediante la introducción de una prótesis debajo de la mama.

CUÁNDO SE RECOMIENDA

Se puede realizar en las siguientes situaciones:

  • Para mejorar la silueta de la mujer, que piensa que sus pechos son demasiado pequeños
  • Para corregir la reducción del pecho que se produce tras algunos embarazos
  • Para corregir una diferencia de tamaño entre ambas mamas
  • Como un procedimiento reconstructivo tras cirugía de la mama

Un tratamiento como una cirugía de mamas debe realizarse siempre en personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riego de que el aumento altere futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a descolgarse algo tras un nuevo embarazo. Por todo esto, siempre recomendamos a nuestras pacientes, tomar esta decisión con toda la información a su alcance y de forma meditada

Nuestra prioridad es exponer a las pacientes todos los beneficios, que son muchos, de una cirugía de aumento de pecho, pero también explicarles que deben ser realistas en sus expectativas, contándoles en detalle cómo será el proceso. Una vez la paciente evalúa la posibilidad y se decide, nosotros trabajamos con la experiencia que nos avala y conscientes de que una cirugía de aumento de pecho es una de las decisiones más importantes que toman nuestras pacientes. Entendemos que el pecho es una parte básica de la feminidad y tratamos a la paciente con toda la profesionalidad, respeto y cuidado que nuestra trayectoria nos ha enseñado a ofrecer.

CÓMO ES LA CIRUGÍA DE AUMENTO DE PECHO Y SU POSTOPERATORIO

Durante la primera consulta, lo primero es conocer el estado de salud general de la paciente. Después evaluamos el tamaño y la forma de las mamas y de su tórax y la firmeza de la piel. Se realiza además una exploración de mamas y en algunos casos se solicita un estudio mamográfico. A continuación explicamos las distintas técnicas quirúrgicas disponibles y hablamos sobre el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para la paciente. En esta cita también explicamos cuál es el tipo de anestesia que emplearemos para la cirugía de aumento de pecho, la necesidad de ingresar en la clínica donde se realice la cirugía y los costes de la intervención. Animamos a las pacientes siempre a preguntar cualquier cuestión que se plantee, especialmente aquellas relacionadas con sus expectativas sobre los resultados. Posteriormente le daremos instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía y solemos recomendar asegurarse además de que algún familiar o acompañante pueda ayudarle un par de días.

La cirugía de mamas se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. La paciente permanecerá una noche ingresada y normalmente se le da el alta hospitalaria al día siguiente de la internvención. La cirugía de aumento mamario se realiza bajo anestesia general, permaneciendo la paciente completamente dormida durante la operación

El aumento mamario se realiza a través de una pequeña incisión efectuada, dependiendo de la anatomía de la paciente y de las preferencias del cirujano plástico, alrededor de la areola, en el surco bajo el pecho o en la axila. La incisión se diseña de forma que la cicatriz resultante sea casi invisible. A través de esta incisión se levanta el tejido mamario, se crea un bolsillo y se coloca la prótesis debajo del músculo pectoral.

La prótesis que se utiliza en casi todos los casos es la de membrana de silicona rugosa rellena de gel, que ha conseguido que disminuyese drásticamente la llamada retracción capsular a porcentajes inferiores al 2%. En la cirugía se colocan unos tubos de drenaje que se retirarán, generalmente, en 24 horas y un apósito o una banda sobre las mamas. El procedimiento dura entre 1 y 2 horas. También puede recurrirse al uso de la terapia combinada; es decir, la implantación, en la misma intervención, de una prótesis mamaria y grasa de la propia paciente para definir y perfeccionar aquellas zonas donde puede que no llegue el implante, ya que a veces sólo con el uso de implantes no se consigue un resultado completamente satisfactorio.

No existe un único criterio en cuanto al tipo de prótesis que se recomienda utilizar (redondas o anatómicas), pues la elección de un tipo u otro de implante dependerá, entre otras cosas, de las preferencias de la paciente. Cada profesional emplea unos procedimientos diferentes en función de las características de la paciente. Para ello se tiene en cuenta que la elección del implante sea el adecuado y proporcional al contorno pectoral y al conjunto de la anatomía de la paciente, para que resulte armónico con ella.

Tras la cirugía de aumento de mamas es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal a las 24 o 48 horas. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita. Pueden persistir ciertas molestias alrededor de dos semanas. Los apósitos serán retirados en unos días, manteniendo la banda compresora entre 15 días y un mes.

Los puntos se retiran entre los 7 y 14 días posteriores a la cirugía de aumento de pecho. El edema puede no desaparecer completamente hasta las 3 o 6 semanas posteriores. Después un aumento mamario podrá volver al trabajo en pocos días , dependiendo de la actividad que realice. Eso sí, deberá evitar levantar objetos por encima de la cabeza durante 2 o 3 semanas. Sus mamas estarán más sensibles de lo normal durante ese periodo, por lo que puede ser conveniente evitar un contacto físico excesivo hasta las 3 o 4 semanas. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde la sexta semana. Los controles mamográficos apropiados para cada mujer según su edad pueden seguir realizándose, aunque se debe advertir la existencia de la prótesis. La operación no limitará su capacidad para dar de mamar si se queda embarazada.

QUÉ RIESGOS SUPONE Y QUÉ RESULTADOS OFRECE

La cirugía de aumento mamario es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un cirujano plástico cualificado. Sin embargo, como en cualquier operación siempre pueden existir complicaciones y riesgos asociados. Además de las complicaciones propias de cualquier cirugía (hematoma, infección, intolerancia a suturas, etc.), en el aumento mamario, la complicación más específica es la contractura capsular, que ocurre cuando la cicatriz interna que se forma alrededor del implante se contrae en exceso, haciendo que la mama se vuelva más dura. Puede ser tratada de diversas maneras, requiriendo en ocasiones extirpar dicha cicatriz interna, e incluso, recambiar la prótesis. Las prótesis pueden romperse, haciendo que el contenido salga de su interior. Si la cápsula formada por el organismo no se rompe, no notará ningún cambio; si se ha roto, especialmente cuando ha sido sometida a mucha presión, la silicona sale disminuyendo el volumen de la mama. Será necesario una nueva intervención para reemplazarla. No existe evidencia científica probada de que las prótesis provoquen cáncer de mama o enfermedades del tejido conectivo. Es muy importante, por lo tanto, que confíe solo en profesionales debidamente avalados y con amplia experiencia. Una cirugía de aumento de pecho es una intervención seria en una zona del cuerpo muy importante. Solo profesionales con amplia experiencia y conocimiento de la técnica pueden llevar a cabo estas intervenciones con éxito. Tenga en cuenta también que la calidad de las prótesis implantadas es fundamental. Desconfíe de ofertas en el sector médico, porque cualquier mala decisión es una cuestión de salud.

RESULTADOS DE UN AUMENTO DE PECHO

Los resultados tras un aumento mamario suelen ser muy gratos para la paciente. Es posible aumentar el tamaño del pecho una o varias tallas y que el pecho se vea más turgente y “en su sitio”. Las revisiones periódicas por nosotros y las mamografías periódicas (si le corresponden por su edad) asegurarán que pueda disfrutar de un nuevo y reconfortante aspecto, con todas las garantías de salud.

La decisión de someterse a un aumento mamario es algo muy personal que no todo el mundo tiene por qué entender. Si usted está satisfecha, la intervención habrá sido un éxito.

Si está pensando en aumentar su pecho, le animamos a contactar con nosotros. Somos la clínica con más experiencia de Castellón, con más de 25 años de experiencia en cirugía plástica.


Llámanos
96 424 04 87


Contáctanos
Nombre
E-mail
Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad











XXX

Tratamientos estéticos

Experiencia en técnicas médico-estéticas con y sin cirugía.

XXX

Cirugía reductora

El mejor consejo médico para lograr la silueta deseada.

XXX

Reparación de signos de la edad

Aplicamos técnicas avanzadas para recuperar rasgos juveniles con total naturalidad.



XXX

Aumento de pecho

Prótesis de la mejor calidad y la confianza de un equipo altamente experimentado.

XXX

Cirugía de zonas íntimas

Recupere la confianza que los ciclos vitales le han hecho perder.

XXX

Corrección de rasgos

La garantía de la experiencia al servicio de cirugías de nariz, orejas o mentón.