CIRUGÍA DE LA NARIZ: RINOPLASTIA

La rinoplastia es la intervención quirúrgica que se practica para corregir las deformidades de la nariz. Consiste, fundamentalmente, en modificar las estructuras óseas y cartilaginosas nasales para conseguir una nueva forma que mejore la armonía facial. Cuando, además se corrige la desviación del tabique nasal para mejorar la función respiratoria se denomina rinoseptoplastia.

La rinoplastia es una intervención que suelen solicitar personas que buscan una mejoría en su armonía facial, mejorar un rasgo tan importante en la cara como es la nariz, pero sin transformar su apariencia totalmente. Si usted está pensando en un tratamiento como la rinoplastia debe saber que se trata de una cirugía que cambia y mejora su nariz, pero no transforma absolutamente su rostro ni permite aportar parecidos a otras personas.

Recomendamos esta intervención a personas que gocen de un buen estado de salud, tanto físico como psicológico, realistas en las expectativas. Los tratamientos estéticos ayudan al paciente a sentirse mejor consigo mismo, pero no deben ser una vía para cambiar el aspecto físico y transformarse. Por todo esto, es muy importante que usted se ponga en manos de un especilista en cirugía plástica, reparadora y estética con una dilatada experiencia.

En la Clínica de cirugía plástica y estética del Doctor Aracil Kessler, tratamos al paciente desde una perspectiva médica, le escuchamos, estudiamos su caso y le hacemos una propuesta adaptada a su fisionomía y expectativas. La rinoplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero antes de decidir si va a someterse a este tratamiento, piense qué es lo que desea conseguir. Nosotros estudiaremos su nariz y perfil, y le haremos una propuesta de corrección sobre su propia imagen, coherente y lógica, que no suponga un cambio radical en su aspecto pero que le permita lucir un rostro más equilibrado y armónico.

¿CÓMO SE LLEVA A CABO LA RINOPLASTIA O CIRUGÍA ESTÉTICA DE NARIZ?

La rinoplastia es un tratamiento estético quirúrjico, por lo que debe realizarse siempre por cirujanos debidamente preparados, con amplia experiencia, en el quirófano de una clínica u hospital.

La rinoplastia se realiza normalmente bajo anestesia general, aunque en casos seleccionados puede efectuarse con anestesia local y sedación. En el caso de rinoplastia cerrada, la más común, comienza abordando la nariz a través de incisiones internas, de tal forma que no queda ninguna cicatriz externa visible. El cirujano corta y modela los huesos y cartílagos nasales para conseguir la forma deseada. Para ayudar a dar forma o sostén a la pirámide nasal es frecuente que se utilicen como injertos diferentes tejidos del propio paciente (cartílago, hueso) o, más raramente, materiales sintéticos. En algunas ocasiones se debe hacer una rinoplastia abierta, sobre todo para los casos más complejos, en la que se realiza una pequeña incisión en la base de la nariz (la Columela).

La intervención de rinoplastia tiene una duración aproximada de una hora. Tras la intervención se coloca un taponamiento nasal al paciente, que suele retirarse al día siguiente de la operación. También se le colocará una férula en la nariz, de escayola u otro material, que se retirará una semana después. El paciente normalmente pasa una noche en el hospital, bajo observación, y se le suele dar el alta hospitalaria al día siguiente de la intervención de rinoplastia.

EL POSTOPERATORIO EN LA RINOPLASTIA

Tras la rinoplastia o cirujía de nariz es habitual cierto edema postoperatorio y la presencia de equimosis (cardenales). El paciente notará que el edema y los hematomas alrededor de los ojos aumentan tras la operación, hasta alcanzar su nivel máximo a los dos o tres días de la rinoplastia. En cualquier caso, se sentirá mejor de lo que pueda parecer por su aspecto. La mayoría de los hematomas y la hinchazón desaparecerán en alrededor de dos semanas.Un ligero edema puede mantenerse a lo largo de varios meses, aunque será una hinchazón tan ligera que prácticamente será solo percibida por el cirujano.

Una semana después de la rinoplastia, se retirará la escayola y los puntos, si los tiene. La mayoría de los pacientes pueden volver a su vida normal en unos ocho o diez días. Si el paciente lleva gafas, sí que deberá tener precaución al volverlas a llevar, dado que la zona del tabique nasal tendrá mayor sensibilidad durante las semanas posteriores a la intervención de rinoplastia. En cambio, las lentillas pueden volver a usarse tan pronto como el paciente desee.

Los síntomas postoperatorios de una rinoplastia son estéticamente muy visibles debido a la hinchazón de la zona y los hematomas. El paciente debe ser consciente de que durante algunos días su aspecto puede ser algo escandaloso Es normal durante esos días sentirse algo decaído. Sin embargo, son consecuencias de una intervención quirúrjica nasal, que poco a poco irán remitiendo. Día tras día, después de una intervención de rinoplastia, el paciente empezará a verse mejor. En una o dos semanas su rostro volverá a un estado normal, sin inflamación, sin parecer que se haya sometido a una intervención quirúgica como la rinoplastia.

RESULTADOS DE LA RINOPLASTIA

El resultado final y definitivo de una rinoplastia puede valorarse transcurridos varios meses, cuando a nivel interno todos los tejidos se hayan estabilizado. La intención de una “nueva nariz” es que ésta no llame la atención y se integre plenamente en el contexto del rostro, ocasionando un conjunto armónico agradable y que no se detecte que se ha llevado a cabo una corrección facial de nariz.

No se puede emitir un juicio sobre el resultado de una rinoplastia hasta que no hayan transcurrido varios meses, incluso un año. Este es el tiempo que precisan los tejidos para estabilizarse y las cicatrices para realizar su proceso de maduración. La intención de la rinoplastia es que la "nueva" nariz no llame la atención, y se integre plenamente en el contexto general de la cara produciendo un conjunto armónico y agradable, es decir, que no se detecte que ha sido intervenida.

TÉCNICAS DE RETOQUE DE NARIZ SIN CIRUGÍA: LA RINOMODELACIÓN

La rinomodelación es un método de retoque facial en el que no es necesario efectuar incisiones. Consiste aplicar un relleno temporal en las zonas donde el paciente necesite, por ejemplo, hacer más ancha la nariz o levantarla ligeramente. Es importante saber que es un tratamiento temporal, desconfíe de clínicas que prometan resultados permanentes mediante esta técnica. Con esta técnica de rinomodelación pueden llevarse a cabo determinados retoques de modelado mediante relleno, de modo que es imposible estrechar la nariz con esta técnica.

Se trata de un método de retoque de nariz ue se limita a corregir imperfecciones de relleno y modelar la nariz como si se tratara de una escultura.La rinomodelación puede extenderse hasta que el paciente llegue a un punto de satisfacción de la zona que desea corregir. El material que se introduce es reabsorbible y puede rellenarse de nuevo.

Con la rinomodelación, al ser un tratamiento más ligero, apenas se necesitan cuidados posteriores, de hecho puede retomar sus actividades al salir de la clínica. La única precaución que se debe tener es acostarse cuando duerma con la nariz hacia arriba, sin ejercer ningún tipo de presión sobre ella.

TRATAMIENTOS ESTÉTICOS DE NARIZ EN CASTELLÓN

La Clínica de cirugía plástica y estética Aracil Kessler, cuenta con una dilatada experiencia en intervenciones de rinoplastia. Más de 25 años de trabajo y cuidado de pacientes, avalan nuestra experiencia en tratamientos estéticos.

Nuestra prioridad es informar al cliente permitiéndole conocer el alcance de una intervención como la rinoplastia antes de someterse a un tratamiento quirúrjico. Los tratamientos de cirugía plástica no deben frivolizarse, son tratamientos médicos serios y deben ser llevados a cabo por profesionales acreditados.

La clínica del Dr. Aracil Kessler lleva activa en Castellón desde 1985. Las consultas y tratamientos que no requieren quirófano se realizan en la clínica de cirugía plástica y estética, situada en la calle Alloza, número 6 de Castellón. Las intervenciones en quirófano las realizamos en la Clínica ITUM, el centro con las mejores instalaciones de la ciudad y todo tipo de reconocimientos a nivel de calidad y seguridad.

Nuestros pacientes destacan de nuestra clínica el trato cercano, la delicadeza con que atendemos a los pacientes, la profesionalidad y la experiencia. Si está pensando en realizarse un tratamiento de corrección de nariz, venga a conocernos.


Llámanos
96 424 04 87


Contáctanos
Nombre
E-mail
Teléfono

He leído y acepto la Política de Privacidad











XXX

Tratamientos estéticos

Experiencia en técnicas médico-estéticas con y sin cirugía.

XXX

Cirugía reductora

El mejor consejo médico para lograr la silueta deseada.

XXX

Reparación de signos de la edad

Aplicamos técnicas avanzadas para recuperar rasgos juveniles con total naturalidad.



XXX

Aumento de pecho

Prótesis de la mejor calidad y la confianza de un equipo altamente experimentado.

XXX

Cirugía de zonas íntimas

Recupere la confianza que los ciclos vitales le han hecho perder.

XXX

Corrección de rasgos

La garantía de la experiencia al servicio de cirugías de nariz, orejas o mentón.